Destacan transferencia de conocimientos que aportan los CEDEVA a la producción

Destacan transferencia de conocimientos que aportan los CEDEVA a la producción

Consideran que el insumo más importante que los CEDEVA en general y en particular el localizado en Misión Tacaaglé transfieren a la comunidad rural es el conocimiento a partir de la decisión política y los lineamientos integrales trazados desde la máxima autoridad de la provincia que ha fijado su mirada atenta a las demandas de los pequeños y medianos productores.

La definición se conoció al término de la visita realizada por el coordinador ejecutivo de CEDEVA, ingeniero Ricardo Balonga, quien se reunió con el director del CEDEVA Tacaaglé, ingeniero Ricardo Vailati, para definir las primeras acciones del año.

Ese lugar es visitado durante todo el año por productores, empresarios, profesionales y académicos de todo el país así como de Brasil y Paraguay que ven con asombro que una provincia pueda contar con centros de investigación propios y en incorporación de tecnología.

La unidad, que comenzó a funcionar en 2005, se desarrolla en una superficie de 64 hectáreas de las cuales 30 son dedicadas netamente a los cultivos y contándose con prácticamente todas ellas ocupadas.

El principal cultivo es la banana con cuatro introducciones de variedades de Israel que fueron traídas para compararlas con los materiales existentes en la región- reveló que en jurisdicción de Laguna Naineck, que es la zona núcleo bananera, se encontró un material que está a la par de los israelíes.

“Al estar adaptado a la zona- explicó- ese material es multiplicado a través del laboratorio, limpiado de posibles plagas y enfermedades y luego es entregado a los productores que tienen un producto de calidad con las garantías de sanidad que son fundamentales”.

Hizo referencia al jardín de introducción donde se observa el comportamiento de una amplia variedad de cultivos entre los que se cuentan litchi y longan u ojo de dragón, y en su momento la pitaya roja que es la que se adapta a la región ya que la amarilla no se aclimata ya que necesita crecer a 600 metros de altura sobre el nivel del mar y Formosa está a menos de 100.

“Con estas cosas hay que tener mucho cuidado porque a veces el productor puede llegar a plantar algo que le genera expectativas, espera tres o cuatro años que entre en producción y nunca va a ocurrir y de ahí nuestra función de orientarlo para que, dentro de las distintas especies con la variabilidad que hay, se encuentre lo que más se adapte a la zona”, expuso.

Admite que el seguimiento de los cultivos en sus distintos aspectos lleva tiempo y cuando se lo completa la data se vuelca en cartillas informativas y guías para ayudar a los productores y a los técnicos que están a campo para que lleven adelante en base a la experiencia y recomendaciones los distintos cultivos.

Otro de los cultivos es la nuez pecán que ya se encuentra en su cuarto año y próximo a entrar en producción. El árbol es utilizado como ornamental y las nueces se exponen en racimos, destacándose el excelente sabor que las caracteriza, reconociéndose que una experiencia que se encara en Herradura demuestra que la nuez pecán tiene un futuro promisorio en la provincia.

A otro de los cultivos que se le asigna buen futuro es el mamón en la medida que la gente lo vaya conociendo y consumiendo, señalando que CEDEVA ya está entregando plantas y que ha confeccionado una guía técnica que permite conocer todos los aspectos acerca de su comportamiento.

Además de la alta demanda de frescos que existe en el país, se resalta su valor industrial a través del conocido mamón en almíbar y mermelada, de exquisito sabor.

Sobre el laboratorio de biotecnología del CEDEVA Tacaaglé, Vailati menciona que allí desde hace tiempo se están clonando plantas de banana mientras se establecen los protocolos para la clonación de plantas de batata, mandioca y ananá.

Cuando las plantas salen del laboratorio son llevadas a un invernadero metálico de origen francés para su etapa de cría y luego a un sombráculo- que es un invernadero sin plástico- donde las plantas se rustifican en un paso previo a su entrega a los productores.

El plantel profesional del CEDEVA Tacaaglé está compuesto por tres ingenieros- dos especializados en banana y mango- y una licenciada en genética que está trabajando en el mejoramiento del maíz local lográndose una estabilización con rendimientos superiores a los que lograban los pequeños productores años atrás y en la actualidad se está en la etapa previa a la multiplicación de esas semillas para encarar su distribución en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>